En busca de la mejor cerveza de Europa

La cerveza es un poco como las madres: a todo el mundo le parece que la suya es la mejor del mundo. Sin embargo, ya que no es cierto que “cerveza, no hay más que una”, vamos a intentar hacer un repaso por las mejores y más populares: te traemos los destinos con la mejor cerveza de Europa.

Alemania
Con más de 1.300 fábricas de cerveza y el conocido festival de Oktoberfest, Alemania es sin duda el país de la cerveza. De hecho, hay cuatro veces más fábricas de cerveza en Alemania que en el resto de Europa. Tal es el punto de afición a la cerveza que hasta la Ley alemana favorece su consumo. Por ejemplo, la edad mínima de consumo son 14 años, y en la mayoría de los estados federales alemanes está permitido su consumo en cualquier parte. Por si fuera poco, también cuenta con el día oficial de la cerveza, celebrado desde el 23 de abril de 1994 sobre todo en Baviera.

Hay para elegir una gran variedad de cervezas, entre las que destacan las de trigo: Hefeweizen (cerveza de trigo), Weizenbock (cerveza tostada de trigo), Dunkel Weizen (cerveza negra de trigo), Weissbier (cerveza blanca), Rauchbier (cerveza ahumada), Munich Lager y Schwarzbier, entre otras. ¿Te has quedado con todos los nombres?

biergarten-baviera

República Checa
La casa de Budweiser (la original), Pilsner Urquell, Staropramen y un par de cientos de otras marcas de cerveza han hecho que el país centroeuropeo esté a la vanguardia en calidad cervecera, con algunas de las más reputadas marcas del mundo. Las más típicas son las Lager estilo Pilsener, consideradas las mejores cervezas del mundo (quien escribe estas líneas tuvo la suerte de probar alguna este verano, y puede asegurar que no decepcionan). Tan buenas son, que el promedio de consumo de cerveza en la República Checa es de 157 litros de cerveza al año, colocando así a los checos como los mayores consumidores de cerveza per cápita del mundo.

czech_beer

Irlanda
La cerveza irlandesa por excelencia es, sin lugar a dudas, la Guinness. Y uno de los sitios imprescindibles para pedir unos tragos de esta icónica cerveza negra es la dublinesa zona de Temple Bar: la Meca de los que se consideran cerveceros hasta la médula.

Como colofón, la fábrica de Guinness no solo os permitirá conocer todo el proceso de producción de este elixir, sino que también tendréis la oportunidad de saber a qué sabe la cerveza artesanal recién elaborada. Todo un lujo.

El famosísimo Temple Bar de Dublín

El famosísimo Temple Bar de Dublín

Bélgica
Bélgica ha apostado por un tipo de cerveza diferente, especial y experimental, donde frutas, verduras, hierbas y hasta azúcares diferentes toman protagonismo. Impresiona ver todos los tipos de cerveza belga juntas en una estantería, algo que es muy común en muchos pubs de Bruselas y otras ciudades del país. Imperdible el Delirium Café, cerca de la Gran Place, considerado el bar con más tiradores del mundo. Destaca por encima de todas Stella Artois, una típica lager que además de ser la más conocida, recuerda a las cervezas españolas. Su origen se remonta a la ciudad de Lovaina donde, hace apenas un siglo, ¡había hasta 788 establecimientos de cerveza! Lo pillamos: no nos cabe duda de que la fabricación de la bière es algo profundamente arraigado a la cultura belga.

En el Delirium Café te costará elegir qué pedir

En el Delirium Café te costará elegir qué pedir

Y para ti, ¿cuál es la mejor cerveza de Europa? Escápate con Waynabox y ¡descubre tu favorita!

Leave a Reply