paises-obligatorio-dejar-propina-prohibido_913419973_104302716_667x375

Viajas a un sitio bonito, entras a un restaurante y disfrutas de una comida deliciosa con un buen servicio, pero llega la hora de pagar y… ¿qué? ¿Dejo propina o no la dejo? Y si lo hago, ¿cuánto?

En ese momento es cuando te convendrá recordar esta práctica guía sobre cómo funcionan el tema de la propina en Europa. Y es que en algunos lugares del mundo -como los Estados Unidos- la propina es tan natural que hasta suele venir incluida en el precio, mientras que en otros -como Japón- puede estar incluso mal visto. En Europa, funciona de la siguiente manera.

INNECESARIA

Grecia. Es un caso raro en Europa, porque los griegos incluyen la propina (15%) en la cuenta por ley. Si quedas muuuy satisfecho, puedes incrementarla entre un 5 y un 10 por ciento. Basta con dejarla encima de la mesa.

Islandia, Dinamarca y Finlandia. La propina está incluida en la cuenta y ningún camarero la espera aunque tampoco se ofende si se la dan. Debería ser de entre el 5-10 por ciento de la cuenta.

Noruega. Las propinas nunca son esperadas y es algo mucho más voluntario y discrecional que en otros países de la UE. Suele dejarse un 10 por ciento.

RECOMENDABLE

Alemania y Hungría. Lo importante aquí no es el cuánto sino el cómo. No se puede dejar encima de la mesa, hay que dársela al camarero. El truco es pagar con un bilete más grande del precio total y decirle ‘Stimmt so’ ( ‘guarda el cambio’).

Holanda, Italia y Portugal. En estos países sucede como en España: no es obligatoria ni hay una fórmula para calcular la cifra. Se tiende al redondeo y basta con dejar unas monedas encima de la mesa.

Francia. Aunque suele estar incluida, siempre se completa con un 10 por ciento. En casos de que no se cobre este servicio, se eleva al 15 por ciento. Lo normal es dejarla en la mesa, pero si el restaurante está muy lleno compensa hacerlo en mano y decirle al camarero: “C’est bon.”

Rusia y Ucrania. Prohibidas durante el régimen comunista, la creación de la CEI (Comunidad de Estados Independientes) las ha popularizado en sus 11 estados miembros. Debe ser de entre un 5 y un 10 por ciento del total de la factura.

Austria, Polonia y Suecia. La cuenta ya suele incluir un pago extra en concepto de propina, aunque los camareros están acostumbrados a recibir un 10 por ciento más por sus servicios.

NECESARIA

Reino Unido. Antes de ponerte a hacer cálculos revisa bien la cuenta, porque en Reino Unido suelen cargar la propina bajo el epígrafe ‘service included’. No es obligatoria, así que si no la quieres pagar puedes decir que te la anulen a riesgo de ganarte una mala cara. Si crees que se merecen más (10-15 por ciento) basta con decirlo. Si pagas con tarjeta, especifícalo bien: si no, será el camarero el que pondrá lo que quiera.

República Checa. Existe la obligación moral de dejarla (5-15 por ciento) ya que completa el sueldo del camarero, aunque antes de hacerlo revisa bien la cuenta porque a veces está incluida. En los locales pequeños dásela al camarero para evitar que nadie se la lleve.

Si después de leer esto todavía te quedan dudas, te recomendamos que eches mano de aplicaciones como Tripulator Global Tipping, que facilitan la tarea, o de la guía Tips on tipping (A global guide to gratuity etiquette), publicada en 2011 por los periodistas Carole French y Reg Butler.

Y si no, siempre puedes hacer como el Señor Rosa en Reservoir Dogs (Quentin Tarantino, 1992).

¿Te vienes a viajar con Waynabox?

¡Reserva ahora tu viaje sorpresa!

Leave a Reply