Ginebra. Tierra de la opulencia, de los salarios elevados y los precios desorbitados. Sin duda, uno de los niveles de vida más altos del mundo. Lo cierto es que a orillas del Ródano se hace difícil ahorrar si uno está de visita y quiere ajustarse el cinturón, pero que eso no nos impida conocer esta preciosa ciudad suiza.

Con la mayoría de restaurantes ofreciendo menús de mediodía por 30 euros o más, uno se pregunta: ¿realmente existen restaurantes donde comer barato en Ginebra? La respuesta es sí (relativamente), y en este post te explicamos cómo y dónde. Te presentamos los mejores restaurantes de Ginebra por menos de 20 euros.

Manora

Rue de Cornavin 6

Un plan popularísimo es subir a la cuarta planta de gran almacén Manor del centro donde se encuentra el Restaurante Manora. El despliegue de comidas y platos es muy amplio, y allí podréis confeccionar a vuestro antojo vuestro menú. Desde lo oriental hasta la salchicha típica, pasando por comida italiana, ensaladas o verduras. Una fantástica relación calidad-precio, y la mejor opción para comer en cantidad de forma económica. Los días despejados, además, las vistas valen mucho la pena. Por cierto, es buena idea aprovechar que está en un centro comercial y pasar por su sección de souvenirs de Suiza a por algo de chocolate, ya que están a mejor precio que en el resto de los locales.

La Buvette des Bains des Pâquis

Quai du Mont-Blanc 30

Otro plan de lo más recomendable es ir a los Baños de Paquis. Cada día ofrecen un “plat du jour” por catorce francos (unos doce euros) que deja a los comensales más que satisfechos. ¿Lo mejor? Las preciosas vistas, pues este restaurante se encuentra en un emplazamiento privilegiado: justo en medio del lago Leman.

Parfums de Beyrouth

Rue de Berne 18

La opción más exótica la pone Parfums de Beyrouth. Este libanés tiene el honor de ser uno de los restaurantes más populares de toda la ciudad. El servicio no es ninguna maravilla, pero es un lugar muy auténtico en el que degustar platos libaneses de falafel, humus o kebab de calidad y a un precio que no es habitual en Ginebra (alrededor de 20 CHF).

Inglewood

Rue de Montchoisy 17

El local ideal para ir con amigos. Los productos son de calidad y frescos, y la carne es una delicia. No en vano, se jactan de servir las mejores hamburguesas de la ciudad. Su gran variedad de hamburguesas y el encantador ambiente hacen que Inglewood esté siempre lleno de estudiantes y gente joven. ¡Tan lleno, que es aconsejable venir pronto para encontrar mesa!

Mercado de Halle de Rive

Rue Pierre-Fatio 17

La alternativa de los mercados es siempre buena: alegrar la retina, ver productos típicos y comprar algo para comer o traer para casa como regalo. En Ginebra, los miércoles y sábados por la mañana se monta el Mercado de Halle de Rive, un poco escondido, porque está situado en los bajos de un edificio en la calle Pierre-Fatio. Con más de treinta años y una colección de comercios increíble, allí se puede encontrar cualquier producto típico, desde rösti hasta estofados, carnes curadas o quesos buenísimos.

Al final, visto lo visto, tal vez no sea mala idea comprar una Geneva Pass por 25 euros que, además de permitir visitar la mayoría de los museos y atracciones, también incluye considerables descuentos en ciertos establecimientos.

¿Pensando en hacer una escapada… sorpresa?

¡No esperes más y reserva aquí y ahora tu viaje Waynabox!

Leave a Reply