¿Dónde comer durante mi viaje Waynabox?

Alguien dijo una vez que el 90% de una relación es decidir dónde ir a comer. Lo suscribo. Y seguro que para muchos de vosotros sucede algo parecido con Waynabox. No sois pocos los que nos preguntáis si entra la comida en vuestro viaje y, aunque la respuesta es no, que no panda el cúnico, pues estamos aquí para daros ideas para dónde comer en vuestro viaje Waynabox.

El mercado

Una de las cosas más divertidas que se pueden hacer en una ciudad extranjera es perderse por los puestos de comida del mercado local. Para empezar, porque lo más seguro es que ello os obligue a relacionaros con la gente del lugar, lo cual siempre suele dar divertidos resultados. Pero, especialmente, porque no hay mejor manera para conocer la gastronomía típica de un destino que probando sus manjares gracias al comercio de proximidad. La mejor opción si lo que se quiere es picotear un poquito de aquí y allá y probar todo tipo de sabores frescos.

El Borough Market, en Londres, es el lugar idóneo donde comer una gran variedad de propuestas y ¡a muy buen precio! Algo que se agradece en Londres

El Borough Market, en Londres, es el lugar idóneo donde comer una gran variedad de propuestas y ¡a muy buen precio! Algo que se agradece en Londres

Otro de nuestros favoritos es el Mercado Central de Budapest. El piso inferior lo ocupan todo tipo de puestos de  venta de carne, pescado, fruta, verduras y demás, pero tu meta es el segundo piso, donde encontrarás una amplia selección de puestecitos con comida take-away con todas las delicias húngaras. También hay mesas para degustar del manjar cómodamente... Eso sí, quizás te tienes que pelear ;)

Otro de nuestros favoritos es el Mercado Central de Budapest. El piso inferior lo ocupan todo tipo de puestos de venta de carne, pescado, fruta, verduras y demás, pero tu meta es el segundo piso, donde encontrarás una amplia selección de puestecitos con comida take-away con todas las delicias húngaras. También hay mesas para degustar del manjar cómodamente… Eso sí, quizás te tienes que pelear 😉

Comida callejera

Tras horas de caminata ininterrumpida, los puestos de comida callejera se aparecen como oasis en medio del desierto. Desde un pretzel en Múnich hasta unas patatas fritas en Bruselas, pasando por unas crêpes parisinas, lo cierto es que suelen ser muy convenientes en lo que a economía se refiere. Ahora bien, a nivel calórico… Eso es cosa de cada uno.

Una noche por todo lo alto

Ya que nos hemos ahorrado una pasta tirando de mercados y de puestos de street food, es hora de que nos demos un capricho. ¿Por qué no reservar mesa en un restaurante top de la ciudad? Un gran consejo para no equivocarse es visitar TripAdvisor y leer las recomendaciones de los otros viajeros, ya que así será más fácil acertar. Las otras opciones son arriesgarse con el primer restaurante que uno encuentre, o bien atreverse a preguntar, que siempre nos ofrecerá una visión más local y no tan turística del panorama gastronómico.

¿Finde especial en Ámsterdam? Vinkeles es, según TripAdvisor, el mejor restaurante de la ciudad. Tú decides...

¿Finde especial en Ámsterdam? Vinkeles es, según TripAdvisor, el mejor restaurante de la ciudad. Tú decides…

Si estáis cansados de mejillones y gofres, Le Rabassier en Bruselas será vuestro rincón predilecto para seducir al paladar... y liquidar los ahorros.

Si estáis cansados de mejillones y gofres, Le Rabassier en Bruselas será vuestro rincón predilecto para seducir al paladar… y liquidar los ahorros.

Desayuno en la cama

Un clásico. Es todo un detallazo aparecer una mañana, por sorpresa, con una bandeja de desayuno ya preparado, y una sonrisa de oreja a oreja. Muy recomendable si viajas en pareja, sí, pero no deja de ser un puntazo que te marcas si vas con amigos o amigas. Eso sí, ¡no pongas la cama perdida de migajas!

Seamos sinceros, ¿quién no ha soñado con ésto alguna vez?

Seamos sinceros, ¿quién no ha soñado con ésto alguna vez?

EatWith

Es nuestra propuesta cool. Y lo cierto es que EatWith es una de nuestras ideas favoritas. Esta página se vende como el AirBnB de la comida, y no es una mala definición. Podrás encontrar anfitriones dispuestos a compartir una velada contigo en casi cada gran ciudad de Europa. Por un precio a convenir, ellos ponen su casa y su comida; tú, a cambio, no solo degustas un menú, sino que sobre todo te llevas la experiencia de compartir un plato con gente de la ciudad, y la oportunidad de conversar en un espacio íntimo al que raramente podemos acceder de otro modo: la casa de un anfitrión.

Friends Kitchen Cooking Dining Togetherness Concept

Y ahora que ya no tienes problemas para comer por el mundo, vayas donde vayas… ¿a qué esperas para planear tu próxima escapada?

Busca un finde libre y en Waynabox nos ocupamos del resto: vuelos de ida y vuelta y dos noches de alojamiento a una ciudad ¡sorpresa! desde sólo 150€.

¡Reserva ahora tu viaje Waynabox!

Leave a Reply

1 comment