Ya queda poco para la Navidad 😱 Y eso significa que cada día habrá una cena familiar, llena de deliciosos platos y sobre todo de dulces, como el turrón, polvorones, neulas, bombones…¡Calorías, calorías y más calorías! Y como sabemos que quizás estos postres ya los tenéis muy vistos, hoy os vamos a enseñar como lo celebran en algunos de nuestros destinos Waynabox. ¿Estáis listos? ¡Que empiecen a traer platos!

Primer destino…Francia. Ohlalà, el lugar por excelencia del dulce, por estas fechas los franceses preparan el famoso Bûche de Noël, aquí conocido como el Tronco de Navidad. Este rico postre se come por Nochebuena y si se llama de esta manera será por alguna razón, y es porque recuerda al tronco de un árbol pero éste está recubierto de chocolate y relleno con crema de mantequilla de chocolate. ¡Riquísimo!

Siguiente parada, Inglaterra. Parece ser que uno de los platos estrellas que se comen después de saborear un buen pavo es el Trifle. Seguro que os estaréis preguntando ¿qué es? A simple vista puede parecer un helado pero en realidad está hecho con un bizcocho esponjoso, con crema custard, frutos rojos y con el toque clave, lo aromatizan con un poco de vino. ¡No puede sonar mejor!

Pero a parte de este riquísimo postre en el Reino Unido también se come el Christmas pudding, cuyo origen se remonta a época medieval. Una curiosidad de este postres es que, según la leyenda, los 13 ingredientes para elaborar esta receta simboliza a Cristo y a sus 12 apóstoles. Para elaborarlo se necesita, pasas, orejones de manzana, ciruelas, arándanos, frutos secos, brandy y harina. ¡Para chuparse los dedos!

Abandonamos a los ingleses para irnos hasta Austria, para saborear una de las tartas más antiguas del mundo, y no, no es de sacher. El nombre de este famoso dulce es… ¡Tarta Linzer! Elaborada con frutas del bosque, especias y decorada con un entramado de masa y finos trozos de almendras. Es costumbre encontrarla también en Hungría.

Ya estáis viendo que en casi todos los lugares se consume pastel pero no en todos los sitios. En Suiza por ejemplo prefieren las galletas, nunca falta una bandeja de galletas Mailänderli, hechas de mantequilla y con sabor a limón y tampoco debemos olvidar a las Zimtsterne con sabor a canela, ideales para tomar con una taza de té o café (a ser verdad se pueden comer durante todo el año).

Y ya para terminar…Seguro que muchos de vosotros lo habéis probado, hasta incluso no puede faltar en vuestra mesa de Navidad, ¿verdad? Estamos hablando del famoso bollo dulce originario de Milán, el panettone. La receta original dice que está hecho con pasas y frutas escarchadas, aunque durante estos años como consecuencia de su popularización han surgido muchas variantes, como el de chocolate.

Así que si tenéis la oportunidad de viajar algunos de estos lugares para poder probar en vivo y en directo estos deliciosos postres…

¡No esperéis más y reservad vuestro Waynabox!

Y sino siempre os queda  cocinarlos vosotros mismos y sorprender a vuestros familiares 😜

Leave a Reply